USOA: Jardín Botánico de Barakaldo finalista en Udalsarea 21


Noviembre 21, 2012

El Jardín Botánico Ramón Rubial de Barakaldo ha sido finalista en la categoría Biodiversidad de la 4ª edición de los Premios a las Mejores Prácticas de Sostenibilidad Local Udalsarea 21.

Miscelánia de Especies mantenidas por personas trabajadoras de USOA en el Jardín Botánico Ramón Rubial

Miscelánia de Especies mantenidas por personas trabajadoras de USOA en el Jardín Botánico Ramón Rubial

Udalsarea 21 (Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad) ha logrado reunir más de 40 buenas prácticas en materia de desarrollo sostenible llevadas a cabo en Euskadi.

¿Por qué desde USOA celebramos este reconocimiento? Por dos importantes motivos:

– El primero es toda la sociedad se beneficia de este reconocimiento logrado en Barakaldo, cuenta con una referencia de buenas prácticas en materia de sostenibilidad.

– El segundo es que son las personas trabajadoras de la Sección de Mant. de Jardines de USOA que llevan más de 8 años trabajando en el Jardín Botánico Ramón Rubial de Barakaldo.

Independientemente de la perspectiva que adopta para el mantenimiento de parques como el Jardín Botánico, se emplea mucha mano de obra y sobre todo máquinas y vehículos que los van trasladando: primero a una bolsa, luego a una de nuestras camionetas, después a un pequeño vertedero municipal y por fin, a un gran vertedero provincial (una práctica muy frecuente) o a una planta de compostaje (lo menos utilizado).

Dos de las actividades diarias de las Brigadas de Mantenimiento de Jardines USOA (personas trabajadoras con discapacidad): cortar hierba y podar ramas. No son actividades sencillas. Se trabaja para que el crecimiento vegetal sea responsable en todos los procesos, incluido la gestión de los desperdicios orgánicos.

Estas Brigadas siguen tres principios de trabajo:

Personas trabajadoras de USOA clasificando los residuos

Personas trabajadoras de USOA clasificando los residuos

1. Si se puede, no se corta. La poda es responsable con el crecimiento y la necesidad del vegetal.

2. Si se puede, no se recoge. Los “desperdicios” de la poda sirven como aislantes.

3. Si no se puede dejar en el suelo, se amontona en una zona específica del mismo parque para su compostaje.

Con esta última práctica, se reduce combustible fósiles y se obtiene abono, que de otra forma se debería comprar sí o sí.

 

Una de las zonas de Espacimiento del Jardín Botánico Ramón Rubial de Barakaldo

Una de las zonas de Espacimiento del Jardín Botánico Ramón Rubial de Barakaldo

Frente a los esfuerzos de realizar una práctica sostenible, desde USOA consideramos que ser finalistas en la Convocatoria de Udalsarea 21 sabe igual que lograr el primer premio.

Más información:

http://www.udalsarea21.net/paginas/ficha.aspx?IdMenu=0a484c98-c4cd-4dc9-ae9b-e59fcc6f9b1f

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s